• fluencers

Calidez a la vista y por supuesto bajo tus pies

Las alfombras son el recurso ideal para hacer acogedora una casa o dar un toque de color o creativo...



Capaces de hacer de un espacio sin alma la estancia más confortable, las alfombras ofrecen todo un abanico de posibilidades para que tu casa luzca como nunca

Las hay de pura lana, de fibras naturales, de pelo, kilims, vinílicas, sintéticas... en infinidad de texturas, colores, formas y tamaños. Seguro encuentras la que mejor se adapte a tu hogar, y en cualquier estancia, desde el salón al dormitorio, pasando por el baño hasta la cocina.


Las alfombras son sin duda alguna la mejor (¡y más estilosa!) solución para delimitar espacios en una misma estancia como el comedor y el salón. Ganarás más calidez y conseguirás dar un toque especial a los dos ambientes.




Arriésgate y da la bienvenida en el baño a las alfombras de pelo largo. Además de vestir bien el suelo, son ideales para encontrar la comodidad en todo momento.

Las alfombras de lana son un clásico que nunca falla. Si además las eliges con estampados, podrás destacar fácilmente una pieza de la estancia, como la cama en el dormitorio.

Las alfombras no son solo un elemento estético, aportan calidez en el ambiente y ayudan a sentirse cómodo en la estancia con la suavidad de las telas.

En espacios pequeños, como el recibidor, basta con una pequeña y sencilla alfombra para llenar la habitación. Además, si colocas una pieza decorativa sobre la alfombra, harás que todas las miradas se centren en ella.

El color también es un factor muy importante en el momento de escoger una alfombra. Para estancias pequeñas, apuesta por tonos claros ya que ayudan a ensanchar el espacio y aportan más luminosidad.

Si la limpieza te provoca muchos dolores de cabeza, escoge alfombras con estampados o dibujos. Son la mejor solución para disimular las manchas y además, aguantan mejor la suciedad.