• fluencers

Camembert horneado. C'est très bien!

Si eres amante del queso y quieres presentar alguno de manera diferente y original, te enseñamos a hornear camembert para poder untar y acompañar de diversas salsas y mermeladas. ¡Vamos a ello!



Si eres de esas personas enamoradas del queso, probablemente te sea muy complicado resistirte al queso fundido.

Sí, así en general, aunque hay algunos especialmente apetecibles y que puedes disfrutar en cualquier ocasión, ya sea más formal o más casual. Uno de esos quesos superversátiles es el camembert, un queso suave y cremoso con una cáscara ligeramente rugosa, generalmente elaborado con leche de vaca. Este derivado lácteo es originario de la región francesa de Normandía, donde está sujeto a las reglas que rigen cómo se fabrica. Habitualmente se elabora con leche cruda, sin pasteurizar. También se elabora en otras regiones y países, incluido Gran Bretaña.


Si nos encontramos ante un camembert de buena calidad, su cáscara debe ser ligeramente ondulada y rugosa, ligeramente vellosa y de color blanquecino. Se vende en finas cajas de madera (normalmente hechas de madera de álamo) y algunos están grapados o pegados.



Ingredientes

  • 1 horma de 255 gr. de Camembert

  • 1 diente de ajo pelado y cortado en rodajas finas

  • Unas ramitas de romero fresco

  • Aceite de oliva

Preparación

  1. Precalentar el horno a 176°C. Colocar el Camembert en una asadera con papel de pergamino.

  2. Usando un cuchillo afilado, dibujar un patrón en la parte superior del queso. Presionar las rodajas de ajo en los agujeros y esparcir el romero encima. Rociar con aceite de oliva.

  3. Hornear 20 minutos o hasta que esté dorado. Retirar del horno y servir inmediatamente con rodajas de pan tipo baguette.