• fluencers

Wasi Sabi la perfección imperfecta



Para darle un toque personal a la decoración de nuestros hogares solemos recurrir a los recuerdos de viajes, a esos trofeos que nos evocan a lugares lejanos y exóticos.


Eso esta muy bien porque nos mantiene vivos los momentos vividos, pero la combinación perfecta, está en la imperfección. De eso trata el Wabi Sabi, una estética con filosofía oriental.

La naturaleza es perfecta, aunque está llena de imperfecciones. La decoración Wabi Sabi intenta imitar esa eterna paradoja y el resultado es indiscutiblemente sorprendente. Una mesa confeccionada con madera rústica de palets (en este caso con una mano de pintura, también imperfecta) convierte un espacio simple en acogedor.




Anímate a recrear esta técnica. ¡Volvamos a lo artesanal, a lo auténtico, a lo natural!