• fluencers

Rosquillas de pan de especias

Dondequiera que mires en esta época del año parece que todo el mundo está con los preparativos navideños (muy atípicos por cierto en este 2020). Ya lleva días el alumbrado de las calles, los comercios se engalanan con bolas y guirnaldas, empiezan las ferias de belenes, hemos bajado los adornos del altillo para montar el árbol... A nosotros nos apetece innovar y lo haremos con la repostería navideña.



Turrones, polvorones, roscos y mazapanes son nuestros dulces navideños por excelencia, pero de vez en cuando nos gusta investigar en la gastronomía de otros países y en esta ocasión vamos a probar este pan de especias del norte de Europa.


Es realmente sencillo, y en parte nos recuerda a los roscos de anís, aunque aquí, se saborea una amalgama de sabores a canela, anís estrellado, cardamomo, naranja y clavo.


Venga, menos cháchara y empecemos con la receta que se nos echa el tiempo encima y nos pillará la nochebuena con las manos en la masa ;)


Ingredientes:


Para la mezcla de especias


(30 gramos a partes iguales y refrigerar)

canela

cardamomo

clavo

anís estrellado

granos de pimienta negra

cáscara de limón

cáscara de naranja


Coloca los ingredientes en un molinillo de café y tritura hasta que esté finamente molido.


Para los pasteles


1/2 taza de miel

1/3 taza de azúcar moreno

3/4 taza de leche

1 taza harina

1 1/2 cucharaditas de levadura en polvo

1 cucharadita de mezcla de especias

4 cucharadas de mantequilla sin sal

1 huevo grande


Recubrimiento de azúcar:

partes iguales de azúcar y mezcla de especias bien mezcladas.


Instrucciones:

  1. Precalienta el horno a 180º y coloca una rejilla en el medio.

  2. Engrasa con mantequilla un molde de 12 mini roscos.

  3. En una cacerola pequeña a fuego medio, mezcla la miel, el azúcar moreno y la leche hasta que el azúcar se disuelva. Retira del fuego y reserva.

  4. En un procesador de alimentos o con una batidora de repostería, añade la harina, la levadura en polvo, la mezcla de especias y la mantequilla sin sal hasta que la mezcla se asemeje a migas gruesas.

  5. Bate el huevo en la mezcla de leche fría y agrégalo a la mezcla de harina. Pulsa un par de veces hasta que la mezcla esté suave.

  6. Reparte la masa uniformemente entre los moldes y hornea de 20 a 25 minutos o hasta que al insertar un cuchillo salga seco.

  7. Deja que los pasteles se enfríen completamente antes azucararlos.


P.D. Nos ha sorprendido muy gratamente, su sabor con cierto aire exótico, nos recuerda a la repostería árabe por lo especiada pero con la contundencia de los países fríos del norte.