• fluencers

Tarta de zanahoria, para chuparse los dedos



Esta tarta es tan simple de elaborar como deliciosa al paladar. Queríamos proponeros una receta fácil, y sí, en efecto, esta lo es.


El glaseado de queso crema esta para chuparse los dedos. La crema simplemente lo lleva a otro nivel y lo hace más esponjoso. Por supuesto, puedes omitir la crema pero te recomendamos que la pruebes en algún momento ¡Te encantará!


Cualquier momento es bueno para zamparse un trozo de esta tarta. Pruébalo y ya nos contarás.


Ingredientes


Para la masa

  • 180 g harina

  • 1 cucharadita levadura en polvo

  • 1 cucharadita bicarbonato de sodio

  • 2 cucharaditas canela molida

  • 1 cucharadita sal

  • 3 huevos grandes

  • 225 g azúcar granulada

  • 100 ml aceite vegetal

  • 225 g zanahorias ralladas (aproximadamente 3 zanahorias)


Para el glaseado

  • 200 g queso crema, a temperatura ambiente.

  • 100 g mantequilla con sal, ablandada

  • 100 g azúcar en polvo

  • 1 ralladura limón

  • 4 cucharadas crème fraîche (la encuentras supermercados)

  • Especias (canela, anis estrellado, clavo)

  • Ralladura de limón y lima

  • Rodajas de zanahoria hervidas con azúcar


Elaboración


Tarta

  1. Precalienta el horno a 175 ° C. Engrasa un molde para pan de 1 1/2 litro.

  2. En un tazón mediano, mezcla la harina, la levadura, el bicarbonato de sodio, la canela y la sal.

  3. En un tazón grande, bate los huevos y el azúcar hasta que tengan un color ligeramente más claro, aproximadamente 1 minuto. Agrega el aceite, las zanahorias ralladas y la mezcla de harina.

  4. Vierte la masa en el molde y hornea 40-45 minutos o pincha con un palillo y estará listo cuando salga limpio. Deja que la tarta se enfríe en el molde durante 10 minutos y luego invierte sobre una rejilla para que se enfríe por completo.


Glaseado

  1. Mezcla el queso crema, la mantequilla y el azúcar en polvo en un tazón mediano y bate hasta que quede suave. Agrega la ralladura de limón y la crème fraîche y bate hasta que quede esponjoso. Si crees que el glaseado está demasiado suelto, coloca el recipiente en el frigorífico durante un rato.

  2. Vierte el glaseado sobre el pastel y extiéndelo. Espolvoréalo con la ralladura de limón y lima, las especias y las rodajas de zanahoria antes de servir.



¡Y... a disfrutar!