VIAJES

Perú. Tierra de tradiciones siempre en la lista de deseos.

Cuando pensamos en Perú automáticamente nos viene a la mente una de las siete maravillas del mundo, el ¡Machu Pichu!. Pero este país tiene muchísimo más que ofrecer y necesitamos más de una vida para recorrerlo en profundidad y para los que hemos tenido la oportunidad de vivirlo en primera persona, coincidimos en que desprende magia desde el primer momento que te adentras en la ciudad Inca.

Viajar a este país colorido con tradiciones tan arraigadas es una experiencia inolvidable e imposible de abarcar todas sus maravillas en un solo viaje.  Los diversos paisajes que tiene Perú desde vastos desiertos hasta parajes nevados o selva, sirven de fondo para darse cuenta de la importancia de sus tradiciones.

Si tu intención es viajar por el sur del país donde se encuentran los principales lugares turísticos y en particular por la sierra, escucharás a menudo la palabra quechua con la que se describen los lugareños como descendientes directos de los incas. Su cultura aún se deja sentir mucho en la música, la vestimenta, la comida y el idioma en esta zona del Perú.

En fluencers hemos querido mostraros algunas de las tradiciones más arraigadas centrándonos más en esta zona. Dejemos volar la imaginación para trasladarnos a un lugar donde llamas y locales vestidos de ponchos multicolor, consiguen que experimentar las tradiciones en Perú nos hagan descubrir con muchos matices la riqueza de este país andino.

Ah!! Eso sin mencionar la tradicional gastronomía, pero bueno eso es otra historia…

mapaPERU-min.jpg
fabien-moline-XaQXyRU9pgo-unsplash-min.jpeg
Candealria3-min.jpeg
candelaria3-min.jpeg
Candelaria4-min.jpeg

Fiesta de la Candelaria.

La ciudad de Puno se viste de color.

Declarada por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2014, esta fiesta que comienza el 2 de febrero en Puno, una ciudad al pie del famoso Lago Titicaca, hace vibrar a todo el país.  Rectifico… ¡Hace vibrar a todo el continente!

La fiesta de la Virgen de la Candelaria es el evento más grande  de Perú. Es un homenaje a la patrona de esta ciudad que desde el año 1960 se lleva a cabo anualmente.

 

Los cerros de la región junto al lago se convierten así en un gran escenario de cultura, danza, música y celebración donde se mezclan las tradiciones católicas con las andinas. 

 

No es casualidad que Puno sea la capital del folklore peruano y se tiña de color en estas fechas.

Inti Raymi.

Adorando al Dios del Sol en Cuzco.

Sin abandonar la famosa ciudad de Cuzco, otra de las tradiciones por excelencia de este país andino es la Fiesta del Sol que se celebra desde la década  de 1430 d. C. anualmente en el solsticio de invierno del Hemisferio Sur. El ritual empieza el 24 de junio, fecha que coincide con la época de cosecha y término de un ciclo agrícola andino.

Este evento de tradiciones Incas se realiza para venerar, sacrificar y dar ofrendas al Dios del Sol. Los escenarios de esta celebración comienzan en el Templo de Coricancha para luego trasladarse a la Plaza de Armas de Cuzco y continuar hacia Sacsayhuaman.

 

Durante el periodo Inca estos fueron los sitios para las ceremonias y en la actualidad lugares de visita obligada para poder sentir el poder de las tradiciones en este lugar tan mágico.

Inti1-min.jpeg
inti 3-min.jpeg
inti2-min.jpeg
Pacha mama1-min.jpeg
pacha mama3-min.jpeg
pacha mama4-min.jpeg

Día de la Pachamama.

Conectado con la madre tierra.

Una tradición heredada desde la época preincaica consiste en celebrar la conexión con la Madre Tierra (Pachamama en la lengua quechua) quien gracias a su bondad nos brinda sus recursos naturales. Cada primero de agosto los pueblos andinos del Perú realizan sus particulares pagos a la tierra.

Durante este mes, que coincide con la temporada de siembra de los campos, los agricultores aprovechan para pedir una buena cosecha. Aunque la tradición está muy arraigada y no solo es celebrada por agricultores sino también por la gente de la ciudad. Los ingredientes para este ritual son desde monedas, hojas de coca, bebidas alcohólicas, incluso comida.

La Pachamama además para la cultura andina es una deidad que se preocupa por los bienes materiales en un universo espiritual. Por lo tanto quienes veneran a la Pachamama mantendrán una relación entre el entorno humano y el espiritual.

Hojas de Coca.

Una tradición con altura.

No te sorprenda si en algunas zonas de Perú te ofrecen infusiones de coca o cualquier otro tipo de producto hecho con esta particular planta.

 

Puede ser chocolate o galletas (hay que reconocer que su sabor no es que sea especialmente bueno) pero hacen su función. En estado natural esta planta originaria de la región andina de América del Sur no tiene consecuencias negativas para la salud.

¿Te preguntas el motivo de porque incluirlas en tradiciones? Muy sencillo, ya en la época de los Incas se utilizaban como plantas sagradas al tener poder curativos. Se usaban como analgésico para varios tipos de dolencias.

 

Hoy en día siguiendo la tradición, en lugares como Cuzco puedes ver a locales masticando la hoja e incluso tomando el té. Para los visitantes, es como la “salvación” para aliviar el famoso mal de altura en lugares como Machu Pichu.

coca3-min.jpeg
coca4-min.jpeg
coca1-min.jpeg
gastroperu1-min.jpg
gastroperu2-min.jpeg
gastroperu3-min.jpeg

Cocina peruana.

Una excusa perfecta para justificar un viaje.

Hablar de tradiciones de Perú y no mencionar su gastronomía nos hacía sentir el artículo como incompleto. La diversidad gastronómica y los sabores de los alimentos hacen que se hayan ganado su fama como Destino Culinario Líder del Mundo otorgado por los World Travel Awards durante siete años consecutivos.

Ya poca gente se sorprende al escuchar  que la comida peruana es exquisita, de hecho muchos de sus platos ya forman parte de una experiencia cada vez más extendida en el mundo.

Así que si la idea es un viaje gastronómico, sin duda degustar platos donde se fusionan sabores internacionales y locales es una apuesta segura. La influencia china, japonesa, africana y española es un claro reflejo de la riqueza de esta cocina.

Raúl Torres